El primer verso de tus labios quiero ser y el último latido de tu corazón. Algo eterno dentro de ti, permanecer, existir, eso quiero ser.
Última caricia, Joseph Kapone (via el-escritor-sombrilla)
Espero que vivas una vida de la que te sientas orgulloso. Y si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo.
 F. Scott Fitzgerald. (via inefablecronopio)
Yo me tengo a mí y estoy completo, no me falta la nariz ni la imaginación y puedo hacer feliz a más de una exigente petición, a casi cualquier exigente petición.
Buenas intensiones / Fernando Delgadillo (via hasta-que-el-cuerpo-aguante)
Cuando una noticia viene de muy lejos se convierte en una historia, y a veces, desde muy cerca que se convierte en un secreto.
Permití la mentira de tu sueño egoísta allá donde tus pasos borra el sueño. Crees estar donde estás.
Qué triste nos resulta estar donde no estamos, así siempre.
“Un amigo duerme”, Jean Cocteau. (via villings)
A los diez años, los resultados están entre el suficiente y el insuficiente; a los veinte, entre un tanto a favor o uno en contra; a los treinta, entre el contrato interino y el estable. De los cincuenta en adelante, los resultados están entre la vida y la muerte.
A. Salvador / La vida no te espera (fragmento)
Podría importarme y eso es el problema. Que tus labios ya me importan más que cualquier otra cosa. Y tu piel. Y todo…
Brandon M. Silva Briones. (un-dia-gris).  (via digameloporescrito)